¿Qué armónica comprar para empezar?

La armónica es un instrumento que puede parecer sencillo de tocar en un primer momento… pero que tan solo un profesional será capaz de encontrar un ruido que pueda marcar la diferencia.

Si quieres introducirte en este mundo, o bien has llegado a un punto límite con tu tipo de armónica anterior y quieres evolucionar, seguramente te estás preguntando qué armonica comprar para empezar y es que, al haber tantos y tantos modelos en el mercado, no se nos presenta cómo una decisión sencilla precisamente.

Es por esta razón, por lo que vamos a ver algunos de los tipos de armónicas más populares, así como algunos consejos que te van a ayudar.

Todo lo que debes de saber para decidirte sobre que armónica comprar

Armónicas diatónicas

armonicas-diatonicas

En este gran grupo de armónicas lo primero que nos encontramos son aquellas que trabajan con el sistema Ritcher; se consideran las más fáciles de usar, y las que tienen la capacidad de ser usadas para prácticamente cualquier tipo de música (es perfecta para el Blues, para el Folk, Country, incluso hasta para el Pop-Rock.

Una de las principales características de estos tipos de armónicas es que las podemos encontrar en cualquier tono, altas, bajas y con afinaciones más específicas dependiendo del uso que se le quiera llegar a dar.

Si es la primera vez que empiezas con una armónica, deberías de elegir una armónica de nota Do, porque se encuentra en un punto intermedio (es decir, que ni es la armónica más agua, ni la más grave). Con ella podemos practicar con diferentes estilos.

Eso si, presentan un problema y es que las notas alteradas más agudas pueden ser algo más duras de tocar hasta que hayamos desarrollado la destreza que nos hace falta con la armónica.

Dentro de este grupo también nos encontramos con las armónicas de Blues que son perfectas para tocar en distintas posiciones o tonalidades.

Por ejemplo, si nos hacemos con una armónica en C, podemos abarcar cualquier tono (aunque, eso si, dependerá de los conocimientos que tengamos, de nuestra destreza, así como de la calidad del propio instrumento).

Armónicas de doble lengüeta

armonica-doble-lengueta

Tienen un funcionamiento muy similar a las de la categoría anterior, con la única diferencia de que cada una de las notas se es producida por la vibración de dos lengüetas.

Esto también hace que se presente una diferencia visual muy clara: podremos ver que tiene una doble fila horizontal de celdillas en su embocadura.

Armónicas cromáticas

Estas armónicas están pensadas para ser usadas en un nivel más avanzado, para tocar escalas cromáticas enteras. Tienen una palanca lateral unida a un deslizador que ayudará a intercambiar entre las diferentes placas.

Armónicas especiales

Y, por otra parte, están estas armónicas más selectas que están pensadas para grandes grupos de orquestas, así como para trabajar algunos efectos más destacados.

Algunos consejos para saber que armónica comprar

1) Para empezar a tocar la armónica, lo primero que tenemos que hacer es evitar aquellas que sean muy baratas. Si eliges una armónica mala, te costará mucho más aprender.

2) Te recomendamos que te decantes por aquellas armónicas de Hohner Classic (cómo puede ser la Special20, la Marine Band o la Golden Melody).

3) Empieza por una que sea simple de tocar y, a medida que vayas viendo que se limitan sus horizontes, entonces estarás preparado para tocar una nueva.

4) Elige siempre una armónica de calidad; así su resistencia al paso del tiempo será máxima.

Con todas estas consideraciones estarás preparado para saber qué armónica comprar.